• domingo resurrección

LOURDES

Cartel 2019 4

 

caudete

 

 

El día 16 de febrero de 2019, las hermanas de la Comunidad de Caudete, en colaboración con la hna. María Jesús González, Coordinadora de Pastoral Juvenil Vocacional, celebraron un encuentro vocacional en el que participaron 12 jóvenes, de entre 15 y 30 años.

El comienzo fue entrañable: habían respondido a la invitación porque querían conocer un poco más el Amor de Dios y pasar un día con las hermanas “porque os queremos muchísimo “. Evocación a una larga historia de compartir vida entre las hermanas y los habitantes de Caudete. Lazos que unen, historias que quedan en el recuerdo, en la vida.

También tenían claro que era un día de reflexión: silencio de encuentro con el Dios Creador, a la luz de bonito día; acogida del amor a través de la experiencia del bautismo de Jesús; alabanza danzando al soplo del Espíritu. Tímido compartir al principio, que se fue ampliando y profundizando con el transcurso del encuentro.

Descanso agradecido a una madre que pensó en todos: saladitos y pizzas muy bien acogidos.

A continuación, descubrimiento del olor a Amor de Dios. Cada cual descubrió sus cualidades como miembro de la familia Amor de Dios y lo plasmó en su rosa y se dejó mirar con cariño por ella.

Y llegó la comida, el tiempo más esperado: amplio interrogatorio a las hermanas sobre su vocación y la reacción de sus padres ante ella (parece que por ahí hay quien se hace algunas preguntas).

Tiempo de descanso y compartir disfrutando del paseo al sol hasta el santuario de la Virgen.

Puntuales de nuevo en la sala. Esta vez modelando el propio camino. Abiertas a las propuestas, se llevaron todas adelante. Actividad que destacaron y en la que comprobaron que podían estar un largo tiempo en silencio, dialogando consigo mismas.

El tiempo pasó, algunas actividades se quedaron en el tintero. Sí hubo un hueco para el encuentro, en la capilla, con el Señor que nos ama y enseña a amar y para degustar un rico chocolate preparado por las hermanas.

En la despedida sonrisas y agradecimiento y, también, alguna pregunta por responder. Jesús sigue siendo atractivo a nuestros jóvenes y sigue llamando. ¿Nos está invitando a testimoniar que merece la pena seguirle?